SAN ANÍBAL MARÍA DI FRANCIA

San Aníbal Mª Di Francia (Messina, 1851-1927) percibió muy pronto y clarísimamente la importancia primordial de la oración por las vocaciones, según el mandato de Jesús: «La mies es mucha, pero los obreros son pocos. Rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies» (Mt 9,37-38; Lc 10,2). El «Rogate» (De Rogate Dominum messis = Rogad al dueño de la mies) definiría su carisma y el de su obra entera. En 1964, asumiendo aquella inspiración, el papa Pablo VI instituyo la Jornada Mundial de oración por las vocaciones.

En el barrio de Avignone, el más pobre y degradado de su ciudad natal fundó los Orfanatos Antonianos. En 1887, para llevar a cabo su obra asistencial y de plegaria, extendida ahora por todo el mundo, fundó la Congregación de las Hijas del Divino Celo del Corazón de Jesús y, diez años después, los Rogacionistas del Corazón de Jesús.

El 16 de mayo de 2004 el papa Juan Pablo II lo proclamó Santo.